Comida y fuerza de voluntad. ¿Cuándo somos más débiles?

Comida y fuerza de voluntad. ¿Cuándo somos más débiles?

Esta mañana de Domingo me desperté con un ruido terrible. PUM PUM PUM PUM. Era un martillo. Un maldito martillo cuyo ruido resonaba en mi cabeza a las 9 de la mañana. Teníamos obras en mi casa. No quería empezar el día cabreada, así que no lo dudé y salí corriendo por...