receta judías verdes veganas

Judías verdes que sí están buenas. Versión vegana y vegetariana

Cuando subí la foto de estas judías verdes a Instagram no daba un duro por ellas. A pesar de que son muy saludables, a mí me parecen horrorosas, aunque con cierto encanto. Pero para mí sorpresa, la foto gustó a muchos y recibí comentarios positivos, al parecer la gente lo flipó con estas judías. En las redes sociales everything is possible.

Todos coincidimos en que esta es una comida que todos odiábamos de pequeños, y a más de uno no nos dejaban salir de la cocina hasta terminarnos un plato entero de este menospreciado vegetal. Yo llegué a llorar muchas veces por este motivo, y a gritar como si me estuvieran haciendo tortura (que en cierto modo, lo era). No sólo por su color verde -que eso ya enciende todas las alarmas receptoras de comida asquerosa- sino por su sabor tirando a amargo y su desagradable textura. El caso es que a día de hoy puedo decir que soy capaz de comerme un plato entero de judías, siempre que esté cocinado a mí manera como os voy a enseñar con esta receta cuando deje de soltaros el rollo.

Sólo me queda contarte que yo siempre he comido las judías con jamón serrano, pero como ahora soy una wanna-be-vegan, pues te voy a dar una versión vegana y otra vegetariana, coge la que quieras.

Ingredientes 

  • Judías verdes (las que estés dispuest@ a comer)
  • Patatas
  • 1 ó 2 dientes de ajo
  • 1 huevo cocido
  • Mayonesa casera
  • Aceite de oliva, sal y pimienta negra

Versión vegana: SIN huevo, sustituyendo mayonesa por ‘veganesa’. Si no sabes cómo hacer veganesa (aceite + leche de soja), búscalo en Google, porque para cantidades es mejor que no te fíes de mí. Para aportar proteína al plato estarían bien unos dados de tofu (o tofu ahumado) salteados en la plancha.

Pasos

  1. Lavamos las judías. Yo les corto los extremos, no sé porqué. Creo que hay que hacerlo. Si te da mucha pereza, no creo que te mueras por ello. Las ponemos a cocer unos 20 minutos, lo mejor es ir probando hasta que notes que no estás masticando algo con textura de goma de borrar.
  2. Pelamos las patatas y las cortamos en trozos de la forma que más te guste. Yo las hago al microondas en un tupper de vidrio tapadas con papel film. Tardan de 4 a 6 min. a máxima potencia.
  3. Cueces el huevo y haces la mayonesa mientras se cocinan las judías y las patatas.
  4. Cuando ya está todo listo, sólo queda saltearlo todo junto en la sartén con ajo picado y aceite de oliva. Añade sal y pimienta negra al gusto, y por fin has terminado.

Espero que con esta receta hayas puesto fin a tu odio por las judías verdes, yo ya lo he hecho. Tú puedes ser el siguiente, si lo consigues, comparte la receta con tus amiguis. Y si no, también.

Hasta otra cocos.

 

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*