¿No consigues la motivación para tener una vida sana? El ‘porqué’ de la cuestión

Hola, Coco-fracasado (es con cariño, lo sabes).

En el intento de llevar una vida sana, son miles las personas que fallan una y otra vez, entrando y saliendo de ella continuamente. Es como una relación amorosa que no funciona: aunque sabes que te conviene, tú la quieres para un rato -por el interés- pero al final pasas y te piras con otra/o.

¡Muy mal, Coco! Pobre Vida Sana… Querías casarte con ella, pero nunca lo conseguiste. En el post de hoy te voy a contar porqué no te acabas de enamorar de ella. A ver si logramos que la cosa funcione, en plan Diario de Patricia.

Spoiler: no es la dieta, ni el ejercicio, ni las veces que comes al día. Se trata de algo mucho más profundo…

TU ‘PORQUÉ’

¿Por qué haces las cosas que haces?

  • Trabajas para pagarte el piso, el Netflix y el smartphone.
  • Te duchas para no ir por ahí oliendo a tigre y no ser una apestada social.
  • Lees libros / ves series [o cualquier otra cosa] porque disfrutas de ello, llena tu vida e incluso forma parte de tu identidad (mira el daño que nos ha hecho Juego de Tronos…).

Todo lo que haces está guiado por una fuente de motivación (tu ‘porqué) con el fin de lograr un objetivo o satisfacer alguna necesidad.

La psicología divide la motivación en muchos tipos, pero para ayudarte a aplicarlo a tus objetivos de vida sana, vamos a centrarnos en 2:

  • Motivación extrínseca
  • Motivación intrínseca

MOTIVACIÓN EXTRÍNSECA

Tiene la capacidad de hacerte mover el culo mediante razones ajenas a ti y a las acciones que realizas. Por ejemplo: quieres perder 5 kg. para lucir un cuerpo bonito ante los demás.

Como ves, en este caso la recompensa está en el reconocimiento social, que no tiene nada que ver con lo que haces para conseguirlo (mantener unos hábitos saludables) ni contigo, ya que la satisfacción personal no viene de mantener esos hábitos, sino del reconocimiento externo.

¿Cuántos likes se consiguen con un 6-pack?

MOTIVACIÓN INTRÍNSECA

Esta funciona al revés, ya que nace en tu interior. Se trata de acciones que haces en beneficio de tu crecimiento personal o autorrealización. La satisfacción (el “premio”) está en el simple hecho de realizarlas, sin necesidad de recompensas externas.

Por ejemplo, cuando te preparas una ensalada porque disfrutas de su frescura, su sabor y de lo bien que te hace sentir, y no porque es baja en calorías y te ayuda a adelgazar.

EL PROBLEMA DE LA MOTIVACIÓN EXTRÍNSECA

Comparando los 2 tipos de motivación… ¿Cuál crees que será la más efectiva para mantener una vida sana?

Obviamente, la intrínseca. Porque no sólo obtienes la recompensa de mantener unos hábitos saludables (como la pérdida de grasa o la mejora de tu salud) sino que disfrutas del proceso, a diferencia de lo que sucede con la motivación extrínseca, donde sólo disfrutas la recompensa y el proceso es un mero trámite que realizas por obligación.

Mira lo bien que se lo pasa esta chica cortando pera, ¡se mea! Ella sabe disfrutar del proceso…

Es decir, cualquier motivo originado por presión social puede llevarte a hacer cambios saludables en tu vida (porque te sientes obligada), pero llegará un día que en que acabes hasta el chirri y abandones. Porque para ti, en el fondo, no merece la pena.

Además, siempre que haces algo que no ha salido de ti por obligación, desconectas de tu esencia, de tu ‘yo’ más real, y eso no mola.

BUSCANDO TU ‘PORQUÉ’

Como has visto, lo ideal es que busques un ‘porqué’ en la motivación intrínseca. Para ayudarte a visualizarlo mejor, he hecho este cuadro súper moni.

Cutre-porqué (extrínseca) VS Buen-porqué (intrínseca)

EJERCICIO DE AUTOCONOCIMIENTO PARA ENCONTRAR Y EVALUAR TU ‘PORQUÉ

Este ejercicio es muy simple: coge un papel en blanco y escribe la respuesta a estas 4 preguntas. El hecho de escribirlas y no simplemente pensarlas te ayudará a enfrentarte a ellas y verlas con perspectiva.

Trata de contestarlas siendo sincera contigo misma sin miedo a escribir algo que no te guste. No juzgues lo que escribas, simplemente hazlo. Let it flow.

  1. ¿Qué quiero conseguir teniendo una vida sana?
  2. ¿Qué me va a pasar si no lo hago?
  3. ¿De dónde ha salido esta idea de convertirme en una persona sana?
  4. ¿Es importante para o lo estoy haciendo por miedo/presión/X?

Cuando termines, deberías conocer cuáles son los motivos reales de tus “objetivos saludables” y si provienen de una motivación intrínseca o extrínseca.

MI EJEMPLO

Empecé esto de la vida sana para perder peso, como casi todo el mundo. Realmente, yo era feliz siendo rellenita y me hubiera casado con mis gofres, hasta que un mal día empecé a sentir la presión de la horrorosa adolescencia y empecé a ponerme a dieta…

YOP, MISS SALUDABLE 2010

Y si te digo la verdad, fallé estrepitosamente. Por muchas veces que me propusiera dejar de comer porquerías y hacer deporte, acababa volviendo a ellas y tirándome en el sofá, ya que mi ‘porqué’ era bastante cutre.

Sin embargo, actualmente es diferente: como sano porque soy muy consciente del mal que me hace comer guarrerías. Hago ejercicio porque me hace sentir activa, feliz y enérgica. Y esto era algo que no me pasaba en mi adolescencia, cuando mi salud me importaba una mierda. No era mi momento.

RESUMIENDO, MARICARMEN, QUE TENEMOS PRISA…

  • Si quieres que tus hábitos saludables perduren en el tiempo, busca una motivación intrínseca. Si tu motivación es extrínseca, probablemente acabarás poniéndole los cuernos a la vida sana.
  • Tienes que hacer un trabajo interior: preguntarte, escucharte, ser consciente de lo que quieres y porqué lo quieres. Olvídate de todo lo demás.
  • Para tener una motivación intrínseca, lo ideal es que busques un estilo de vida sano que se adapte a ti y que realmente te guste. Déjate de dieta Dukan y mierdecillas similares.
  • Deja que la recompensas externas (como el reconocimiento social) sean el resultado de tu motivación intrínseca, y no tu motivación en sí.

Espero que leer hasta aquí te haya ayudado a reflexionar y replantearte tus objetivos y la forma en que pretendes conseguirlos.

Me ayudarías mucho si compartes este post en Facebook, Twitter o Instagram. Si no, me habré pasado horas escribiendo para que este post lo lean únicamente mi abuela y mi madre.

¡Hasta la próxima, Coco!

Fuente de apoyo para este post:

https://psicologiaymente.com/psicologia/tipos-de-motivacion

2 comments

    1. Isabel
    2. 1 mes ago
    3. Responder

    Muy buen post! Gracias! 👏🏼

      1. martasan23
      2. 1 mes ago
      3. Responder

      A ti por comentar 🙂 Me alegro de que te guste!!

Responder a Isabel Cancelar respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: