¿Qué es la comida real? Mi filosofía de alimentación saludable sin dietas

Hoy te voy a hablar de la comida real, que para mí es la vía directa a una buena salud por dentro y por fuera. Es la forma de alimentarme que he escogido de ahora en adelante para nutrirme (casi) cada día. Después de años experimentando con dietas y a base de prueba y error, estoy convencida de que éste es el camino a seguir para lograr mis objetivos: tener una buena salud, disfrutar de la comida, perder los kilos de más, y sobretodo, sentirme bien.

Insisto, esto no es una dieta sino una filosofía de alimentación a seguir para siempre.

Déjame que te explique de qué va esto, y quizá tú también te animes a experimentar con ello. Empecemos por lo básico:

¿Qué es comida real?

‘Comida real’ es el concepto utilizado para referirse a la comida de verdad, esa que te aporta los nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente. El concepto surgió de la necesidad de distinguir a esta comida de entre la gran cantidad de productos ultra procesados que hoy en día invaden las estanterías de nuestros supermercados. Tomó popularidad en parte gracias a Carlos Ríos, en mi opinión uno de los mejores nutricionistas y divulgadores de salud en España.

La comida real suele estar formada por un único ingrediente, que es la materia prima en sí misma. Por ejemplo: tomate, calabacín, huevo, aguacate, almendra, salmón, patata, garbanzo, arroz… Para hacerlo más simple, podríamos dividirla en grupos de alimentos:

  • Verduras y hortalizas
  • Tubérculos
  • Fruta
  • Carne
  • Huevos
  • Pescado
  • Legumbres
  • Lácteos naturales
  • Frutos secos y semillas
  • Cereales (integrales o sin procesar): arroz, quinoa, avena…

comida real,que es comida real,comida de verdad,alimentos ultraprocesados,comida procesada

¿Te vas haciendo una idea? Por supuesto, existen algunas excepciones de alimentos cuyo procesamiento no empeora su calidad y por tanto no es perjudicial para nuestra salud. Claro ejemplo: el aceite de oliva.

Parece simple, y podrás pensar que todos estos alimentos ya están en tu alimentación. Pero es que en las últimas décadas el ser humano se ha inventado tal cantidad de productos basura que resulta difícil distinguir entre lo que es ‘bueno’ y lo que es ‘malo’. Y no me refiero sólo a los donuts o la bollería industrial, eso ya sabemos todos que es porquería. Me refiero a otros productos que consumimos con normalidad y que están totalmente integrados en nuestra alimentación diaria: pan blanco (de barra o de molde), salsa de tomate frito, refrescos, cereales de desayuno, galletas, zumos artificiales, yogures azucarados, comida precocinada, y un larguísimo etcétera. Me atrevo a decir que el 80% de productos que nos encontramos en el supermercado son comida… Irreal. Es lo que hoy se conoce como productos ultra procesados, y nos lleva al siguiente punto:

Que NO es comida real

Como he dicho antes, cuando entras en un supermercado las estanterías están llenas de ‘comida no real’. Se trata de productos que en general no son nutritivos, tienen exceso de azúcar, sal y grasa y están hechos con ingredientes de muy poca calidad. Por tanto, son muy perjudiciales para nuestra salud. Estas son algunas características que te ayudarán a identificar estos productos:

  • Están formados por muchos ingredientes, algunos de ellos impronunciables o que directamente no sabes lo que son (maltodextrina, colorantes, E133, E124, glutamato monosódico, etc.) Estos ingredientes suelen ser aditivos químicos, potenciadores del sabor o azúcares. Ya sea para mejorar el sabor, textura del producto o prolongar su duración. Es muy importante que te fijes en la etiqueta de los productos que compras. En la mayoría de los casos -puede haber excepciones- cuanto más larga sea la lista de ingredientes, peor.

comida real,que es comida real,productos ultraprocesados,comida procesada

  • Tienen un periodo de vida largo. Es decir, pueden durar mucho tiempo sin que se pongan malos. Mientras que la mayoría de la comida real se estropea en cuestión de días, los ultra-procesados podrían durar meses en las estanterías. ¿Casualidad?

comida real,que es comida real,productos ultraprocesados,comida procesada

  • Algunos son adictivos. Tienen un sabor artificial que es una bomba de placer para nuestras papilas gustativas. Al no ser nutritivos, no sacian. Y queremos más, y más. (¿A que no puedes comer sólo una?)
  • Siempre están envasados, la mayoría de las veces en cajas de colores o empaquetados llamativos.

comida real,que es comida real,productos ultraprocesados,comida procesada

  • Suelen estar acompañados de un buen marketing con mensajes del tipo “light”, “bajo en grasas”, “ayuda a bajar el colesterol”, “rico en Omega 3”, “alto en hierro”, “sin azúcar”.  Esto no son más que palabras engañosas, ya que el producto “bajo en grasa” será alto en azúcar, el producto “sin azúcar” será alto en grasas y edulcorantes, y así. Créeme, nunca falla.

La comida ‘no real’ nos rodea, y está en todas partes. La razón es muy lógica: las personas en general no tienen tiempo, ni ganas de cocinar. Tampoco quieren gastarse mucho dinero, y obviamente prefieren comer alimentos muy palatables (que sepan a gloria, vamos). La industria alimentaria no es tonta y responde a estas necesidades ofreciéndonos productos baratos, rápidos y fáciles de preparar y con un buen sabor. Parece que todos salimos ganando. Sin embargo, nuestra salud no le importa mucho a la industria, nuestro dinero sí.

  • Si necesitamos ‘ir al baño’ quizá debamos comer más verdura y fruta, y no comprar un Activia.
  • Si queremos bajar el colesterol, quizá debamos reducir nuestro consumo de alimentos ultra-procesados y movernos más, y no comprar Danacol.
  • Si necesitamos Omega 3, quizá debamos empezar a comer nueces o pescado azul, y no una leche ‘enriquecida’ con Omega 3.

¿Ves por dónde van los tiros? Un producto fabricado en un laboratorio nunca va a ser mejor para nuestra salud que un alimento que crece de la tierra, por mucho que lo adornen con su marketing. Una berenjena tiene fibra, es baja en grasas y azúcar, pero… ¿quién le hace la publicidad a la berenjena? Efectivamente, ninguna empresa se hace rica a base de vender berenjenas, les interesa que nos fijemos más en otros productos.

La comida real… En la práctica.

Si te interesa la nutrición probablemente ya sabías todo esto y no te haya contado nada nuevo. Pero si es la primera vez que lees sobre el tema, probablemente te haya sorprendido -e incluso indignado- que la mayoría de los productos que compramos día a día en el supermercado sean -hablando en plata- una porquería. A continuación te contaré lo que yo hago para aplicar la filosofía de ‘comida real’ en el día a día y que te pueden ayudar a ti también:

  • De vez en cuando procuro hacer la compra en el mercado y no en el supermercado. Los alimentos son de proximidad y me ahorro cruzar pasillos cargados hasta arriba de comida basura. Esto sería lo ideal, pero la mayoría de las veces (por desgracia) hago la compra en el supermercado.
  • En el supermercado… Evito los ‘pasillos de la muerte’ y me voy directa a la sección de frutería (y verduras), carnicería y pescadería. Ahí está toda la comida real.
  • Otros alimentos saludables y prácticos que suelo comprar en el súper son las legumbres en bote, conservas (atún, mejillones…), frutos secos naturales, chocolate negro del 85%…
  • Cocino todo lo que como. A veces me lleva 5 minutos y otras 30, pero nunca consumo productos preparados o precocinados.
  • Intento no ser extremista. A veces sí que utilizo productos procesados pero que considero inocuos como las leches vegetales, o alguna mermelada sin azúcar (que suelen llevar edulcorante), lonchas de queso curado/semicurado… Pero forman una parte muy pequeña de mi alimentación y no le doy importancia.
  • Si no sabes qué comer y necesitas inspiración, puedes echar un vistazo a  las recetas de mi blog o mi cuenta de Instagram. Podrás ver que se puede comer rico y saludable sin morir en el intento.

Para terminar, una pequeña confesión

Lo reconozco, yo no soy doña  perfecta. A mí me gustan los productos ultraprocesados igual que te pueden gustar a ti. Me gusta el Milka Oreo, el Colacao y las galletas, y a veces tengo mis momentos de debildiad. Por otro lado, cuando salgo con mis amigos, soy muy flexible y suelo comer lo mismo que ellos sin preocuparme en exceso.

A veces soy como este gatito

Sin embargo, en mi rutina diaria procuro basar mi alimentación en comida real. Desde que lo hago, me siento increíblemente bien. Tengo mucha energía, los kilos van bajando y al comer casi de todo mi relación con la comida ha mejorado de forma considerable.

Cuando retiro de mis comidas todos esos productos ‘caca’ y me alimento con comida de verdad, noto una diferencia brutal. 

Al principio puede parecer difícil eliminar de nuestra alimentación esos productos que llevamos utilizando toda la vida (el pan Bimbo, las galletas, las salsas, el azúcar…) pero es cuestión de ir aprendiendo y acostumbrarse. Lo sé, lo sé, todos esos alimentos están muy ricos, por eso es mejor no tenerlos por casa para no hacer trabajar a nuestra fuerza de voluntad. Aunque te digo por experiencia que una vez te acostumbras a comer comida de verdad, tu cuerpo ya no te pide comida basura y cada vez te apetecerá menos comer de esa forma 😉

En resumen…

  • La comida real es nutritiva, saciante, y hace que nuestro cuerpo funcione correctamente. Si necesitas perder kilos, creo que empezar a basar tu alimentación en este tipo de comida te puede ayudar. (¡Yo estoy en ello!)
  • Es una realidad: hoy en día estamos rodeados de alimentos ultra-procesados. Nuestro entorno nos lo pone muy difícil y tenemos que aprender a distinguir la comida de verdad de la de mentira.
  • Creo que deberíamos basar nuestra dieta en alimentos y no en productos.
  • Es importante empezar a leer las etiquetas de lo que compramos cuando vamos al supermercado y ser conscientes de lo que hay detrás de los alimentos que consumimos.

Más de esto…

comida real,que es comida real,comida procesada,productos ultraprocesados

Y menos de esto:

comida real,que es comida real,comida procesada,alimentos ultraprocesados

Dicen por ahí que si eres lo que comes, no seas barato, fácil o falso 😉

Ahora que has leído todo esto, me gustaría saber tu opinión ¿Piensas que tu dieta se basa en productos procesados?¿Qué opinas de la comida real? ¿Crees que es muy difícil seguir una alimentación basada en esta filosofía? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Si tú también eres ‘fan’ de la comida real, me encantaría que compartieras este artículo en las redes sociales para ayudarme a difundir el mensaje.

Espero que esta información te haya sido útil, ¡hasta la próxima!

3 comments

    1. Myth
    2. 4 meses ago
    3. Responder

    Pienso que no sabes nada de nutricion, no distingues que significa un alimento que sacia el hambre de un nutriente ni tampoco lo que significa realmente el etiquetado de muchos productos.
    Que un producto tenga una lista larga en su composicion no importa si eres incapaz de entenderla, como ejemplo veras muchos productos que llevan E-300, un conservante. ¿Sabes cual es? Vitamina C.
    Por cierto, tu fruta, carne y verduras “reales” tambien han sido procesadas con aditivos varios ¿o de verdad crees que tu frutero va todas a las mañanas a su huerto a traerte tu lechuga? Ni las granjas ecologicas se libran de usar ciertos productos quimicos.
    Lo bueno es que gracias a las leyes sobre alimentos que hay que cada vez son mas exigentes no corres riesgo de que te pase nada salvo excepciones poco habituales.

      1. martasan23
      2. 4 meses ago
      3. Responder

      Hola Myth.
      Que no soy una experta en nutrición, no te lo niego. Pero creo que sí que sé distinguir entre ‘saciedad’. ‘nutriente’ y sé leer el etiquetado de los productos.
      Es verdad que una lista larga de ingredientes no significa directamente que el producto sea insano. Ese párrafo donde menciono eso mismo lo he editado para que no de lugar a confusión, así que gracias por tu aportación. Aunque no me puedes negar que es muy, muy raro encontrarte un producto saludable con una lista kilométrica de ingredientes. En el 95% de los casos se trata de alimentos poco saludables. Sino, date un paseo por el súper y haz la prueba.
      Soy consciente de que los alimentos reales no se salvan al 100%. Pero aún así es infinitamente mejor tener una alimentación basada en estos alimentos (aunque lleven algún pesticida o aditivo) que una alimentación basada en productos ultraprocesados. Si ya tenemos que dejar de consumir fruta y verdura porque no vienen directamente del huerto, apaga y vámonos.. No habría gente sana en este mundo.
      Por cierto, yo misma trabajé en una granja donde se cultivan alimentos orgánicos y no se utilizaba ningún tipo de químico.
      Un saludo!

What do you think?

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*